Barcelona

GUIA PRACTICA

En el área metropolitana de Barcelona viven cerca de cuatro millones y medio de personas. Su situación es especialmente privilegiada: bañada por el mar y muy bien conectada con el resto de países europeos. El Mediterráneo y Europa definen el carácter de la capital de Catalunya.
Es una ciudad moderna y cosmopolita, aunque heredera de muchos siglos de historia. La ubicación geográfica y el carácter abierto de la gente son la razón por la cual Barcelona vive un continuo enriquecimiento cultural. Posee un valioso patrimonio arquitectónico y monumental que tiene en el gótico y el modernismo dos momentos de especial esplendor. Cuenta con cinco edificios declarados Patrimonio de la Humanidad. Todo ello permite que los visitantes disfruten paseando por las calles de una ciudad llena de encanto.

Barcelona es una ciudad que se asoma al Mediterráneo. Es una zona muy poblada y con gran actividad económica.
Barcelona tiene un clima mediterráneo, con inviernos suaves y veranos cálidos. Es una ciudad costera; dispone de más de cuatro kilómetros de playas urbanas y de importantes zonas forestales próximas. A pesar de ser grande, es fácil desplazarse por su interior con transporte público y a pie.
Barcelona es la capital de Catalunya. Sus habitantes son abiertos y acogedores. Los barceloneses hablan el catalán, su lengua propia, y el castellano. Además, muchos entienden un poco de inglés y de francés.

Visado
España se encuentra dentro de lo que se conoce como la zona Schengen. Esto quiere decir que no hace falta visado si se viene de un país de la Unión Europea.

Moneda
El Euro (€) es la moneda oficial en la Unión Europea. Se puede cambiar en las cajas de ahorros y en los bancos.

Idioma
La mayoría de barceloneses son bilingües: hablan en catalán, su lengua propia, y en castellano.

Costumbres
En Barcelona las comidas se suelen hacer un poco más tarde que en el resto de Europa. El horario de los comercios es muy extenso.

Clima
El clima de la ciudad es típicamente mediterráneo. Durante todas las estaciones las temperaturas son agradables.

Estudiar en Barcelona
El venir a estudiar a Barcelona es mucho más que formarse en el aula. La ciudad tiene una de las comunidades universitarias más importantes de Europa.

UN POCO DE HISTORIA

Los precedentes de la presencia del hombre en el territorio de Barcelona se remontan a la época neolítica. No obstante, la ciudad se fundó como colonia romana al final del siglo I a.C. La antigua Barcino romana contaba con un millar de habitantes y fue cercada con una muralla de defensa, cuyos restos se pueden observar en el casco antiguo.

Barrio Gótico – Anilla Olímpica

A lo largo de más de doscientos años fue dominada por los musulmanes. Pero con la reconquista cristiana pasó a ser un condado del imperio carolingio. Durante la época medieval fue residencia habitual de la corte de la Corona de Aragón y se consolidó como centro económico y político del mediterráneo occidental. Desde el siglo XIII hasta el XV disfrutó de una época de esplendor, de la que queda testimonio en el Barri Gòtic.
Desde el siglo XV hasta el XVIII, la ciudad se sumió en una cierta decadencia. Durante estos siglos, Barcelona luchó para mantener su independencia económica y política. Esta lucha culminó en el año 1714, con la caída de la ciudad frente a las tropas borbónicas y la consiguiente supresión de los derechos y privilegios de Catalunya. A mediados del siglo XIX, tuvo lugar en Barcelona la revolución industrial, sobre todo de la mano del sector textil, al tiempo que se inició un periodo de recuperación cultural, que se manifestó en la Renaixença y que revaloró el catalán como lengua literaria.
Barcelona estrenó el siglo XX con una importante transformación urbanística y construyó su característico barrio del Eixample (ensanche), en el que se encuentran algunos de los edificios modernistas más característicos. Antoni Gaudí fue uno de los arquitectos más destacados, con obras como la Casa Milà (conocida como La Pedrera), la Casa Batlló o el templo de la Sagrada Família.
Durante la Guerra Civil, la victoria fascista significó un recorte en las libertades conseguidas en la etapa anterior. Con el restablecimiento de la democracia, la sociedad barcelonesa recuperó su fuerza cultural y económica. La celebración de los Juegos Olímpicos en la ciudad el 1992 dinamizó de nuevo su potencial y afianzó su capitalidad. Con la vista puesta en el Fòrum de les Cultures 2004, Barcelona ha rescatado zonas industriales para convertirlas en barrios residenciales. La ciudad mira al siglo XXI con ánimos renovados.

QUE VISITAR

Te presentamos una selección de zonas de interés que no te puedes perder. En esta sección encontrarás las principales áreas de la ciudad presentadas por temáticas o por barrios. Las propuestas son variadas, unas más culturales, otras más lúdicas.
Cada barrio tiene sus atractivos. En este apartado encontrarás información detallada de los monumentos que puedes visitar, así como su situación en el plano. Algunos de éstos, por su especial interés, están ampliados con descripciones útiles para conocerlos mejor.
Hay mucho por ver y, para aquellos que deseen planificar bien su visita a la ciudad, ofrecemos una manera ordenada de acercarse a ella. El tiempo que quieras dedicar a cada zona depende de tu interés en cada temática o actividad. ¿Nos acompañas?

Gaudí

* Casa Vicens
* Pavellons de la Finca Güell (1884-1887)
* Col·legi de les Teresianes (1888-1889)
* Casa Calvet (1898-1899)
* Casa Bellesguard (1900-1909)
* Park Güell (1900-1914)
* Casa Batlló (1904-1906)
* Casa Milà, “La Pedrera” (1906-1912)
* Temple Expiatori de la Sagrada Família (1883-1926)
* Palau Güell (1886-1889)

Gaudí es el arquitecto más internacional y emblemático de la ciudad. Su obra, de visita obligada, deja perplejo a todo aquel que la conoce.
¿Quién fue Gaudí?
Nacido en 1852 en Reus (Baix Camp, Tarragona), Antoni Gaudí i Cornet era hijo de una familia de caldereros. Desde pequeño fue un atento observador de la naturaleza. Contemplaba el trabajo de su padre y su abuelo, que trabajaban el cobre con el martillo y un buen dominio de las manos. Le atraían los colores y la geometría.
A los 17 años, su familia lo envió a Barcelona a estudiar arquitectura. Tenía un buen conocimiento del cálculo y era un chico imaginativo y hábil con las manos. Pronto levantó recelos entre sus profesores por sus prácticas poco ortodoxas en el tratamiento de las formas estructurales.
Sus primeros trabajos despertaron el interés de la burguesía catalana, que enseguida confió en él para llevar a cabo obras creativas y singulares. El industrial Eusebi Güell lo contrató para la construcción de un palacio, una iglesia para una colonia industrial y unos pabellones para su residencia veraniega. Güell le encargó también el proyecto de la ciudad jardín que llevaría su nombre.
Fue un hombre religioso y la iglesia fue uno de sus clientes más habituales. Así, la Associació de Devots de Sant Josep le encargó el Temple Expiatori de la Sagrada Família (la catedral de la Barcelona moderna). Gaudí se volcó en este magnánimo monumento hasta el resto de sus días.

Para más información:
Càtedra Gaudí
Av. de Pedralbes, 7
Tel. 932 045 250
Fax 932 048 670
Joan.bassegoda@upc.es

Horario: de lunes a viernes de 9 h a 14 h
Gaudí 2002
www.gaudi2002.bcn.es

Modernisme-”El Quadrat d’Or”

1. Palau Baró de Quadras (1904-1906)

2. Casa Terrades o Casa de les Punxes (1903-1905)

3. Casa Amatller (1898-1900)

4. Casa Batlló (1904-1906)

5. Casa Milà, “La Pedrera” (1906-1912)

6. Casa Thomas (1895-1898)

7. Casa Macaya (1901-1902)

8. Antigua Casa Montaner i Simón (1880-1885)

9. Casa Lleó-Morera (1902-1906)

El “Quadrat d’Or”
El Eixample de Barcelona, una extensión de la ciudad proyectada por Ildefons Cerdà e iniciada el 1860, es uno de los espacios urbanos más singulares dentro del contexto mundial. La personalidad de Barcelona radica, en buena medida, en la trama única de este barrio.
Esta huella se concentra en un sector relativamente pequeño, articulado alrededor del eje central de paseo de Gràcia. Esta zona privilegiada del Eixample, el Quadrat d’Or (cuadrado de oro), está delimitada por las calles Aribau y el paseo de Sant Joan, las Rondes y la avenida de la Diagonal.
La consolidación del Quadrat d’Or como centro de la burguesía de Barcelona, que se produjo durante la última década del siglo XIX y la primera del XX, coincidió con la difusión del Modernismo. Un paseo atento por la zona permite admirar la inmensa cantidad de riquezas arquitectónicas, fruto del desplazamiento de la residencia burguesa desde la antigua ciudad hasta el Eixample central, alrededor de 1900.
Se pueden encontrar también muestras de la arquitectura modernista en otras zonas de la ciudad.

La Rambla i el Raval

1. Gran Teatre del Liceu

2. Palau Güell (1886-1889)

3. La Boqueria

4. Plaça Reial

5. Plaça de Catalunya

6. Sales d’exposicions: Palau de la Virreina / Centre d’Art Santa Mònica

7. Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB)

8. Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA)

9. Museu de la Cera

Entre la plaza de Catalunya y el puerto transcurre La Rambla, un paseo único, vivo y colorista. El recorrido está salpicado con quioscos de prensa y libros que alternan con las paradas de venta de pájaros y flores. La intensa actividad comercial tiene su centro en una de las calles laterales, la calle de la Portaferrissa. Durante el trayecto, observarás edificios de gran valor arquitectónico, como la iglesia de Betlem, el Palau Moja (s. XVIII) y el Palau de la Virreina, centro de exposiciones periódicas.
En la zona interior, y como nuevo eje cultural de la ciudad, encontrarás dos grandes infraestructuras culturales, construidas en los años noventa: el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) y el Museu d’Art Contemporani de Barcelona (MACBA). Volviendo a La Rambla, visita La Boqueria, un tradicional mercado de alimentación. Muy cerca, en el pavimento, hay que fijarse en el mosaico diseñado por Joan Miró. A la derecha puedes ver el Gran Teatre del Liceu. En la calle Nou de la Rambla se encuentra el magnífico Palau Güell, obra de Gaudí. Al otro lado, está la plaza Reial, totalmente rejuvenecida, que sigue siendo un lugar obligado de encuentro. Cerca de allí podrás visitar el Museu de Cera.

Barri Gòtic

1. Ajuntament

2. Catedral

3. Claustre de la Catedral

4. Plaça del Rei

5. Palau de la Generalitat

6. Museu d’Història de la Ciutat

7. Museu Frederic Marès

8. Museu Diocesà

Aquí se conservan los restos de la antigua ciudad romana y el conjunto de edificaciones medievales, testigos de un pasado esplendoroso. Barcelona fue la capital desde la que reinaron los condes y los monarcas catalanes durante quinientos años.
El centro histórico es la plaza del Rei, limitada por el Palau Reial Major. Cerca de la plaza, se aloja el Museu d’Història de la Ciutat. Otros lugares de interés del Barri Gòtic son los formados por el entorno de la Catedral, con la iglesia románica de Santa Llúcia.
El conjunto de calles empedradas de esta zona ofrece un variado catálogo de historia y de arte. La plaza de Sant Jaume está situada en el centro del barrio. A un lado y otro de la plaza, frente a frente, se encuentran la Casa de la Ciutat o Ajuntament y el Palau de la Generalitat. Anticuarios, librerías, restaurantes y tiendas muy originales mantienen la actividad e interés complementarios de este barrio histórico.

Barri de la Ribera

1. Església de Santa Maria del Mar

2. Palau de la Música Catalana

3. Museu Picasso

4. Museu Tèxtil i d’Indumentària

5. Museu Barbier-Mueller

El barrio de la Ribera se convirtió en el nuevo centro de la ciudad cuando se produjo la expansión marítima y comercial de los catalanes por el Mediterráneo (s. XIII y XIV). Un símbolo de este imperio marítimo es la iglesia de Santa Maria del Mar, un soberbio edificio gótico. El paseo del Born conserva edificaciones con restos góticos y un palacio restaurado del siglo XIV.
En la parte alta de la Via Laietana encontrarás el Palau de la Música Catalana, una joya del Modernismo. El antiguo Mercat del Born, construido en 1874 con una extraordinaria estructura de hierro, limita con el paseo de Picasso, donde está la escultura de Antoni Tàpies Homenatge a Picasso. Volviendo atrás, podrás pasear por la calle de Montcada, una vía señorial de la Barcelona medieval y renacentista que conserva un gran número de palacios construidos entre los siglos XIII y XIV.
Este barrio cuenta con uno de los museos más visitados de Barcelona, el Museu Picasso. No demasiado lejos, en un lugar sorprendente, podrás admirar la capilla románica del Marcús. Desde hace unos años, el barrio se ha convertido en una de las zonas más frecuentadas de la ciudad. Esto ha favorecido la aparición de restaurantes, bares, coctelerías y otros locales de moda que le han dado un aire nuevo, aunque respetuoso con relación a su carácter tradicional.

Parc de la Ciutadella

1. Parc Zoològic de Barcelona

2. Museu de Zoologia

3. Museu de Geologia

El Parc de la Ciutadella se encuentra sobre los terrenos de la antigua fortificación militar. En su interior subsisten todavía algunos edificios de la antigua fortaleza, como la capilla, el Palau del Governador y el arsenal, en la actualidad sede del Parlament de Catalunya.
El parque tiene un aspecto acogedor y tranquilo, ideal para relajarse, con rincones agradables como la gran cascada y el lago, parterres y una abundante arboleda. En él se encuentra también el Museu de Zoologia, un edificio proyectado por Domènech i Montaner.
En otra zona del jardín se encuentran las amplias dependencias del parque zoológico. Uno de sus rincones más sugerentes se sitúa en el interior del Umbracle (umbráculo), construcción de ladrillo de obra vista y madera con naves delimitadas por finas columnas de hierro, donde crece una abundante vegetación tropical. El Hivernacle (invernadero), construcción de hierro y cristal, ha sido recuperado para exposiciones y otros actos culturales.

Port, Barceloneta y Vila Olímpica

1. Mirador de Colom

2. L’Aquàrium de Barcelona

3. Pailebot Santa Eulàlia

4. IMAX

5. Golondrines

6. Museu d´història de Catalunya

7. Transbordador aèri del Port

Barcelona es hoy una ciudad abierta al mar. El puerto se ha convertido en una de las escalas preferidas para los lujosos cruceros. En el Port Vell (puerto viejo) todavía se conserva una zona destinada a la pesca, con la Torre del Rellotge, que da nombre al muelle, y la pequeña lonja de pescadores. Las antiguas atarazanas medievales, las Drassanes Reials, son testimonio del esplendor del comercio marítimo y de la marina catalana en la Edad Media, y albergan en la actualidad el Museu Marítim.
Desde el Monument a Colmo puedes pasear por el Port Vell, la zona más antigua del Puerto de Barcelona. Desde la cúpula del Mirador de Colon verás toda Barcelona y el Port Vell, con la nueva zona lúdica que comprende el Maremàgnum, el Imax y el Aquàrium. También se puede contemplar la ciudad desde el mar con “las golondrinas”, unas pequeñas embarcaciones turísticas que hacen un recorrido por el puerto y el frente marítimo de la ciudad.
La Barceloneta, el tradicional barrio de marineros y pescadores, famoso por los restaurantes de pescado y marisco, conduce a la Vila Olímpica, la antigua residencia de los atletas durante los Juegos Olímpicos. El Port Olímpic, con más de cuarenta bares y restaurantes, se ha convertido en la nueva área de esparcimiento, que, junto a los más de 4 km de playas, ofrece la posibilidad de practicar todo tipo de deportes náuticos.

Montjuïc

1. Pavelló Mies van der Rohe

2. Antiga Fàbrica Casaramona – CaixaForum

3. Font Màgica de Montjuïc

4. Poble Espanyol

5. Jardí Botànic

6. Anella Olímpica

7. Funicular de Montjuïc

8. Telefèric al Castell de Montjuïc

9. Museu Nacional d’Art de Catalunya

10. Fundació Joan Miró

11. Museu Etnològic

12. Museu d’Arqueologia de Catalunya

13. Museu Militar

14. Galeria Olímpica

La montaña de Montjuïc se urbanizó con motivo de la Exposición Internacional de 1929 y se construyeron los actuales palacios feriales y las instalaciones deportivas. La montaña se ha convertido en un centro cultural de primer orden con equipamientos como el Museo de Arqueología, el Museo Etnológico, la Fundación Joan Miró, la Fundación Fran Daurel y la Fundación CaixaForum, en la antigua fábrica Casaramona.
Montjuïc es también la sede del Parc de les Arts Escèniques, con la Ciutat del Teatre, el Teatre Grec y el Barcelona Teatre Musical. En los diferentes espacios del recinto ferial se celebran cada año un gran número de certámenes, congresos, ferias y salones monográficos.
Cerca de estas instalaciones se encuentra el Poble Espanyol, construido también con motivo de la Exposición de 1929. Ofrece una representación de la arquitectura y la artesanía de todos los rincones de España. La imagen más emblemática de Montjuïc es la perspectiva nocturna desde la plaza de Espanya, con la avenida Reina Maria Cristina, la Font Màgica y el Palau Nacional iluminados. La Anella Olímpica, centro neurálgico de competición durante los Juegos de la XXV Olimpiada, es hoy uno de los lugares más visitados. La montaña de Montjuïc es muy extensa y está repleta de sitios interesantes. Se los explicamos brevemente.

Diagonal i Pedralbes

1. Palau Reial de Pedralbes

2. Monestir de Pedralbes

3. Museu del Futbol Club Barcelona President Núñez

En esta zona, la tradición y la modernidad conviven en perfecta armonía. Algunas construcciones innovadoras como las Torres Trade destacan entre los modernos edificios de oficinas, viviendas y hoteles. Dispone de importantes centros comerciales, con elegantes tiendas y grandes almacenes. A ambos lados de la avenida de la Diagonal, puerta de entrada y salida de la ciudad, encontramos la ciudad universitaria.

Tibidabo i Parc del Laberint d’Horta

1. Parc d’Atraccions del Tibidabo

2. Torre de Collserola

3. Parc de Collserola

4. Can Coll

5. Tramvia Blau

6. Funicular del Tibidabo

7. Tibibús

8. Museu de la Ciència

9. Parc del Laberint d’Horta

El Tibidabo es el punto prominente de la Sierra de Collserola, extensa área boscosa y parque metropolitano, a quinientos metros sobre el nivel del mar. Desde la cima se puede disfrutar de una excelente vista panorámica de la ciudad.
El Templo Expiatorio, el Parque de Atracciones y la Torre de Telecomunicaciones, con una altura de 268 metros, recortan sus siluetas sobre la ciudad. El Parque de Atracciones, en funcionamiento desde 1900, combina atracciones tan tradicionales y simbólicas como la Atalaya, que data de 1921, o el Museu d’Autòmates, con las más modernas instalaciones.
El legendario transporte para acceder al Tibidabo es el Tramvia Blau (tranvía azul), auténtico signo de identidad barcelonesa, que nos dejará en el pie del funicular, desde donde iniciaremos el último tramo del trayecto hasta la cima, la plaza del Tibidabo.
No te puedes perder tampoco el Parc del Laberint de Horta, un espacio verde con un encanto especial donde te podrás perder en un laberinto vegetal y donde podrás pasar un rato tranquilo y agradable.

RUTAS POR LA HISTORIA

ROMANA

Barcino, la Barcelona romana
La antigua colonia romana se fundó entre los años 15-10 aC, en tiempos del emperador Augusto. La ciudad se construyó sobre una pequeña colina y ocupaba una superficie de 10 hectáreas. Era, por lo tanto, una ciudad pequeña que debió tener como máximo unos 1.000 habitantes.
El espacio urbano estaba rodeado por unas murallas con cuatro puertas de entrada. Éstas se localizaban en los ejes de las principales calles, la decumanus maximus y la cardo maximus que se cruzaban justo en el centro de la ciudad, donde estaba el forum o plaza pública. También había los distintos edificios públicos, como el templo, la basílica y la curia, donde se reunía el Ordo Decurionum o senado municipal, y las tabernae o tiendas, donde se vendían todo tipo de productos que llegaban a través de los diversos puertos del Mediterráneo. Cerca del forum se situaban las termas o baños públicos. Desconocemos la existencia de demás construcciones públicas propias de las ciudades romanas como el teatro, el anfiteatro o el circo.
La ciudad de Barcino se abastecía de agua a partir de dos acueductos que transportaban el agua, uno desde el río Besòs y el otro desde Collserolla. Fuera de la ciudad y a ambos lados de los caminos había las tumbas y los mausoleos, como por ejemplo la necrópolis conservada en la pl. Vila de Madrid.
En el siglo IV, se construyó una nueva muralla, adosada a la parte externa de la anterior y reforzada con torres de defensa. Las puertas disponían de tres aperturas, un paso central dedicado al tráfico rodado y dos laterales para los peatones que llegaban a la ciudad a través de las distintas vías y caminos.

BARCELONA MEDIEVAL

Barcelona, ciudad que en la alta edad media recibió las influencias del mundo islámico y de la Europa carolingia, desarrolló un papel fundamental en toda la cuenca mediterránea en la época gótica. Como capital de Catalunya, llegó a regir un amplio territorio que incluía puntos tan distantes como Sicilia y Atenas.
Barcelona fue en la época medieval un centro importantísimo de comercio en todo el Mediterráneo. De esta época floreciente que abarca los siglos XIII, XIV y XV, quedan muchos testimonios en la ciudad.
La historia de la Barcelona medieval puede leerse hoy de forma plena en su urbanismo y en los importantes edificios románicos, y sobre todo góticos, que nos explican el pasado de una ciudad y que la convierten hoy en una de las ciudades europeas con una historia más presente cuando paseamos por el barrio gótico.
Un paseo que nos lleva a comprender las sucesivas ampliaciones de los recintos de murallas que acompañan su crecimiento en la época medieval. Un paseo que nos lleva a comprender el importante papel que jugaron en aquella época las instituciones, así la parte gótica del edificio del Ajuntament o del Palau de la Generalitat; el papel de la monarquía y de la nobleza, con el palacio real y los palacios nobles de la calle Montcada; el papel de la Iglesia, con la catedral y sus templos, muy ligados también a los gremios de la burguesía, como Santa Maria del Mar, por ejemplo.
Del mismo modo, el papel que jugó la ciudad de Barcelona, desde un punto de vista comercial, queda patente en edificios como las Drassanes (atarazanas) o la Llotja (lonja), que reflejan una clase burguesa que se abrió con potencia al mundo, así como las instituciones asistenciales, como el Hospital de la Santa Creu o la Pia Almoina. Los monasterios situados entonces fuera de la ciudad, como el monasterio románico de Sant Pau del Camp, o bien el monasterio gótico de Santa Maria de Pedralbes, son testimonio del pasado de la ciudad.
Todo ello hace que Barcelona sea una de las ciudades artísticamente más ricas de Europa en patrimonio medieval, que el visitante puede descubrir hoy, mediante un recorrido extraordinario.

MODERNISTA

El Eixample de Barcelona, una extensión de la ciudad proyectada por el ingeniero Ildefons Cerdà e iniciada en 1860, es, sin lugar a dudas, uno de los espacios urbanos más singulares dentro del contexto europeo y mundial.
La personalidad de Barcelona está, en gran parte, en la trama única del Eixample (ensanche) y la suma de aportaciones de pequeña dimensión pero de gran calidad que ha llenado esta trama. Esta huella no está uniformemente repartida, sino que aparece concentrada en un sector relativamente pequeño, articulado alrededor del eje central del P.º de Gràcia.
Esta zona privilegiada del Eixample, el Quadrat d’Or (cuadrado de oro), está delimitada por la calle Aribau y el paseo de Sant Joan, las rondas de Sant Pere, Sant Pau y Universitat y la avenida Diagonal. La consolidación del Quadrat d’Or como centro burgués de Barcelona, producida durante la última década del siglo XIX y la primera del XX, coincidió con la aparición y difusión del Modernismo, de modo que este espacio privilegiado se convirtió en el centro de la Barcelona modernista; no obstante, también pueden encontrarse muestras de arquitectura modernista en otras zonas de la ciudad.
Un paseo atento por el Quadrat d’Or nos permitirá admirar una inmensa cantidad de riquezas arquitectónicas, fruto del desplazamiento de la residencia burguesa desde la ciudad antigua hasta el Eixample central, hacia el 1900. El Quadrat d’Or es un auténtico museo al aire libre y no resulta difícil hacer en esta área una selección de edificios de viviendas de interés arquitectónico. En las páginas siguientes recomendamos especialmente algunos de los edificios más notables del Modernismo barcelonés.

CONTEMPORANEA

El desarrollo urbanístico de Barcelona, desde la reinstauración democrática, ha sido un proceso meticuloso y progresivo. Las áreas olímpicas de Montjuïc, Diagonal, Vall d’Hebron y Poblenou se proyectaron con criterios de calidad. La integración de nuevas infraestructuras, como las Rondes, representó un acontecimiento fundamental para la ciudad. Las transformaciones urbanísticas y el éxito de los JJOO pusieron a Barcelona en el mapa del mundo y su manera de hacer se sintetizó como “Modelo Barcelona”.
La máxima centralidad metropolitana la constituye el frente marítimo. La reutilización de este espacio es uno de los argumentos principales del proceso de transformación. La Vila Olímpica y el Port Vell son proyectos que han tenido la capacidad de abrir la ciudad al mar, a través de la creación de lugares utilizados como los escenarios principales de las actividades urbanas.
La costa puede dividirse en dos áreas, tomando como referencia la montaña de Montjuïc. La primera, al sur, el Delta del Llobregat. En levante, el Delta del Besòs se convertirá en el nuevo espacio residencial, lúdico y de actividades económicas de la ciudad, con la ejecución de planos y proyectos como la apertura de la Diagonal, el Front Marítim, el 22@BCN… y en el que el Fòrum Universal de les Cultures, Barcelona 2004, será uno de los puntos culminantes.
La transformación urbanística de Barcelona es un proceso que convierte a la ciudad en un espacio más equilibrado, del que la sostenibilidad y la diversidad constituyen piezas clave.

RUTAS POR DIAS

VISITA DE 1 DIA

Barrio Gótico

Mañana:
Visitar Barcelona en un día es una osadía. Para empezar nuestro itinerario, saldremos de la plaza de Catalunya, centro neurálgico de la ciudad. Andando nos aproximaremos al Portal de l’Àngel, un paseo comercial que se adentra hacia el casco histórico de la ciudad. La calle del Pi nos conducirá a la plaza del Pi, un espacio encantador en el que se levanta la basílica de Santa Maria del Pi (gótico del XIV). Los domingos, en la plaza del Pi se congregan artistas y pintores que exponen sus obras.
Una callejuela medieval (calle de la Palla) nos lleva hasta la catedral. Este es el monumento más espectacular del Barri Gòtic. Podemos tomar un café o un refresco en una de las terrazas de la plaza, observando al mismo tiempo la magnífica fachada. El claustro gótico de la Catedral es una visita obligada.
A mano derecha, pasando por el borde de un fragmento de la muralla romana, la calle del Bisbe da a la plaza Sant Jaume, centro político de Catalunya. Aquí se encuentran el Palau de la Generalitat, a un lado, y el edificio del Ajuntament, al otro.
En la plaza del Rei, un lugar de ensueño para los amantes del mundo medieval, encontramos el Palau Reial Major y el Saló del Tinell. La visita al Museu d’Història de la Ciutat permite observar los restos de la Barcino romana, excavados bajo la plaza del Rei.
Para los interesados en el arte, hay una visita opcional al Museu Picasso, situado en la calle Montcada. Unas calles más allá, se halla la iglesia de Santa Maria del Mar. La espectacularidad de este edificio se esconde en su interior, con tres naves columnadas excepcionales.
Nos hallamos ahora en el barrio marítimo de la antigua Barcelona. Para comer tenemos dos opciones. Si te gustan los centros comerciales, encontrarás diversidad de oferta de establecimientos de restauración en el Maremàgnum, con vistas al mar y a la fachada litoral. Si buscas la cara más tradicional de la ciudad, el barrio de la Barceloneta te ofrece un amplio abanico de restaurantes en que podrás degustar el marisco y la gastronomía más tradicional.
Tarde-Noche:
Para digerir la comida, la subida a pie por La Rambla te garantiza un espectáculo de diversidad cultural y de arte en la calle. Este boulevard es el símbolo del dinamismo y el cosmopolitismo de la ciudad.
El paseo de Gràcia puede recorrerse a pie o en autobús. En él encontramos edificios importantes y tiendas exclusivas. Lo más destacado son sus edificios modernistas, con la Casa Batlló, y más adelante la Casa Milà, de Antoni Gaudí. El Temple Expiatori de la Sagrada Família, en el que segurísimo que agotarás tus carretes fotográficos, es el último monumento del día.
A la hora de cenar, nos relajaremos en algún restaurante del Port Olímpic. Si todavía te quedan pilas, allá encontrarás una buena oferta de locales nocturnos.

VISITA DE 2 DIAS

Primer día

Anilla Olímpica.

Mañana:
La mañana del primer día la dedicaremos a la montaña de Montjuïc. Podemos realizar el recorrido con el Barcelona Bus Turístic. Arriba, se encuentran las instalaciones de la Anella Olímpica y museos importantes como el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), CaixaForum, la Fundació Joan Miró y el Pavelló Mies Van der Rohe. Puede visitar también el Poble Espanyol, representación de un pueblo típico español con réplicas de edificios, plazas y calles monumentales. Allá encontrará restaurantes de cocina variada.
Tarde-Noche :
El Bus Turístic nos llevará hacia el centro, a la plaza de Catalunya. Paseando llegaremos al Palau de la Música, el edificio más modernista del mundo. A continuación, nos adentraremos en el Barri Gòtic y visitaremos la Catedral, su claustro así como su entorno monumental: la plaza del Rei, la plaza Berenguer y la plaza Sant Jaume, con el Palau de la Generalitat y el Ajuntament de Barcelona.
Por la calle Ferran, iluminada por fantásticas farolas modernistas, llegaremos a La Rambla, famoso paseo de la ciudad en el que se mezclan culturas de todo el mundo. Podemos cenar en el Barri Gòtic donde, en los últimos años, han proliferado restaurantes de tendencia moderna y cosmopolita.

Segundo día

Park Güell.

El segundo día trataremos de conocer mejor el Modernismo.
Mañana:
Comenzaremos por el paseo de Gràcia, lleno de tiendas y edificios importantes. Seguiremos la Ruta del Modernisme y contemplaremos así la Casa Amatller, la Casa Batlló y la Casa Milà (La Pedrera).
Proseguiremos la ruta con la visita a la Sagrada Família, donde podemos llegar en autobús. El templo se empezó a construir en 1882 y, tras dedicarle cuarenta años, Gaudí dejó la obra inacabada. Todavía hoy se trabaja en su construcción.
Para ir al Park Güell, recomendamos tomar el Bus Turístic o otro transporte público. Este parque es un proyecto de ciudad-jardín concebido por Gaudí. El espacio permite perderse entre la vegetación y las construcciones que conviven en él en perfecta armonía.
Mediodía:
De bajada hacia el centro de la ciudad, comeremos en el barrio de Gràcia. Los barceloneses suelen salir por esta zona para disfrutar de la autenticidad de sus calles, sus pequeñas tiendas, sus restaurantes y sus equipamientos culturales.
Tarde-Noche:
Aprovecharemos la tarde para realizar las compras de última hora. Barcelona tiene más de cinco kilómetros de eje comercial en un circuito llamado Shopping Line. Para seguirlo, puedes tomar el Tombbus, un servicio de transporte que recorre las principales vías de este gran centro comercial al aire libre. El barrio del Eixample nos ofrece cantidad de posibilidades para cenar y visitar las casas modernistas vistas por la mañana. Algunas fachadas se iluminan por la noche, ofreciendo una perspectiva distinta.

VISITA DE 3 DIAS

Primer día

Mercado de la Boqueria.

Mañana:
Bajaremos por La Rambla y podemos acercarnos al Gran Teatre del Liceu, la Boqueria y el Palau de la Virreina. Un poco más arriba del Monument a Colom, tomamos la calle Nou de la Rambla, en la que visitaremos el Palau Güell. Nos aproximaremos al Port Vell y luego caminaremos por el Moll de la Fusta tranquilamente hasta la hora del almuerzo. En el barrio de la Barceloneta podemos disfrutar de una comida en los restaurantes de cocina tradicional mediterránea.

Tarde-Noche:
Muy cerca de allá, descubriremos el parque de la Ciutadella, uno de los más grandes de la ciudad. Si te gustan los animales, la visita al Zoo es muy recomendable; conocerás a Copito de Nieve, el único ejemplar de gorila albino en cautividad.
Al anochecer, no te puedes perder la belleza de Santa Maria del Mar y del Barri Gòtic. Si dispones de tiempo, vale la pena pasarse por el Palau de la Música antes de ir a cenar al barrio de El Born. Ésta es una zona de moda en la ciudad en la que se han establecido pequeños restaurantes modernos especializados y exclusivos.

Segundo día

Plaza del Rei.

Mañana:
Tras desayunar, te proponemos seguir la Ruta Modernista. Caminaremos por el paseo de Gràcia para contemplar los edificios más característicos (la Casa Amatller, la Casa Batlló y la Casa Milà, más conocida como La Pedrera).
El autobús o el passe de transportes de la Barcelona Card nos llevará por las calles del Eixample hasta la Sagrada Família, la maravilla inacabada del arquitecto Antoni Gaudí. Cerraremos esta ruta modernista en el Park Güell. Desde allá, opcionalmente, puedes visitar el Tibidabo, la montaña mágica de los barceloneses. Quédate a comer en uno de los restaurantes que encontrarás y disfruta de la vista panorámica sobre toda la ciudad.
Tarde-Noche:
Por la tarde, puedes visitar el Barri Gòtic. La Barcelona románica y gótica tiene dos conjuntos arquitectónicos de especial relevancia en esta zona. El Palau Reial, situado en la plaza del Rei, forma parte del Museu d’Història de la Ciutat. El edificio es del siglo XIV y puede visitarse junto con el Saló del Tinell y la Capella de Santa Àgata. Por la zona del Barri Gòtic encontrarás numerosos restaurantes para hacer una buena cena.

Tercer día

Monasterio de Pedralbes.

Mañana:
Hoy aprovecharemos para conocer algunos de los lugares interesantes más alejados del centro. En la exclusiva zona alta de la ciudad, se encuentra el Monestir de Pedralbes, fundado en el siglo XIV. Alberga un museo. Para los seguidores del fútbol, el estadio del FC Barcelona está situado cerca de esta zona de la ciudad.
Dado que es nuestro último día, podemos aprovecharlo para realizar algunas compras. Barcelona dispone de más de cinco kilómetros de eje comercial al aire libre. Estas tiendas, que forman parte de la historia de la ciudad, constituyen una oferta única en el mundo. La avenida Diagonal concentra importantes centros comerciales y restaurantes en los que comer. Después podemos acercarnos hasta la zona de la calle Pelai, la plaza de Catalunya y el Barri Gòtic.

Tarde-Noche:
Tras el almuerzo, tomaremos el metro (L3) y en la estación de Paral·lel enlazaremos con el Funicular de Montjuïc. Opcionalmente, puedes subir al teleférico del castillo de Montjuïc, desde el que disfrutarás de una buena vista de la ciudad. En Montjuïc, disponemos de varias visitas muy recomendables: las instalaciones de la Anella Olímpica, el Museu Nacional d’Art de Catalunya, La Fundació Joan Miró o el Poble Espanyol, donde podemos cenar. Todos estos son sitios que no podemos perdernos.

DONDE COMER

La gastronomía catalana se basa principalmente en productos de la tierra que son propios de las diferentes temporadas. El aceite de oliva, las hierbas aromáticas, las frutas y los productos frescos como el pescado, la carne y las verduras son la esencia de la llamada “cocina de mercado”. En esta cocina los platos se preparan en función de los productos que hay en el mercado según la estación del año.Contamos, además, con los mejores cocineros para realizar la magia de transformar esta riqueza en los mejores platos de la cocina catalana. Los platos de nuestra cocina van desde el vertiente más tradicional hasta el más vanguardista.
El mercado de la Boqueria, en La Rambla, constituye el máximo exponente de este tipo de establecimientos. El colorido y la exuberancia de las paradas de frutas, verduras y pescado fresco son dignos de admiración.
La oferta culinaria catalana es, además, una de las más afortunadas expresiones de la dieta mediterránea, en la que los platos cuidadosamente elaborados con productos naturales son también nutritivos, saludables y sabrosos.
Barcelona vive el año 2005 como una gran fiesta gastronómica. La ciudad rinde homenaje a la cocina catalana en el Año de la Alimentación, la Cocina y la Gastronomía 2005-2006, con más de 200 actividades.

MERCADOS

Los mercados de Barcelona son sitios donde podrás disfrutar de un ambiente vivo y alegre en un entorno en que se mezclan los reclamos de los vendedores y el tragín del día a día. Es quizás uno de los mejores sitios para conocer la personalidad de los barceloneses, ya que el hecho de comprar no se limita a la transacción económica, sino que va mucho más allá, al ámbito de las relaciones humanas.
En las paradas encontrarás productos frescos de toda clase. Uno de los mercados más interesantes de Barcelona es el de La Boqueria, justo en medio de La Rambla. Aunque hay otros de barrio, como el mercado de Sant Antoni –donde los domingos puedes comprar libros viejos- o el mercado del Ninot, ambos en el barrio del Eixample.

1. Mercat Municipal de Galvany
Zona: Sarrià – Sant Gervasi
Dirección: Santaló, 65 | C.P.: 08021 | Población: Barcelona | Teléfono: 934 140 994 | Fax: 932 020 724

2. Mercat Municipal de la Boqueria
Zona: Ciutat Vella
Dirección: La Rambla, 89 bis | C.P.: 08002 | Población: Barcelona | Teléfono: 933 182 584 | Fax: 933 025 442 | Web: www.boqueria.info

3. Mercat Municipal de la Concepció
Zona: Eixample
Dirección: Aragó, 311 bis | C.P.: 08009 | Población: Barcelona | Teléfono: 934 575 329 | Fax: 934 545 746 | Web: www.laconcepcio.com

4. Mercat Municipal de la Mercè
Zona: Nou Barris
Dirección: Pg. de Fabra i Puig, 270 | C.P.: 08031 | Población: Barcelona | Teléfono: 934 294 192 | Fax: 934 201 364

5. Mercat Municipal de les Corts
Zona: Les Corts
Dirección: Trav. de les Corts, 215 | C.P.: 08028 | Población: Barcelona | Teléfono: 933 309 702

6. Mercat Municipal de l’Abaceria
Zona: Gràcia
Dirección: Trav. de Gràcia, 186 | C.P.: 08012 | Población: Barcelona | Teléfono: 932 136 286

7. Mercat Municipal de Sant Andreu
Zona: Sant Andreu
Dirección: Pl. del Mercadal, 41 | C.P.: 08030 | Población: Barcelona | Teléfono: 933 451 148

8. Mercat Municipal de Santa Caterina
Zona: Ciutat Vella
Dirección: Mercat provisional: Pg. de Lluís Companys, 1 | Población: Barcelona | Teléfono: 933 192 135 | Web: www.mercatsantacaterina.net

9. Mercat Municipal del Clot
Zona: Sant Martí
Dirección: Pl. de Font i Sagué, s/n | C.P.: 08018 | Población: Barcelona | Teléfono: 932 318 604

10. Mercat Municipal d’Horta
Zona: Horta – Guinardó
Dirección: Tajo, 75 | C.P.: 08032 | Población: Barcelona | Teléfono: 934 295 140

11. Mercat Municipal d’Hostafrancs
Zona: Sants – Montjuïc
Dirección: Creu Coberta, 93 | C.P.: 08014 | Población: Barcelona | Teléfono: 934 318 606

CERCA DE BARCELONA

La situación estratégica de Barcelona la convierte en un punto de partida para descubrir nuevos paisajes y disfrutar del contacto con la naturaleza. En un radio de escasamente 200 kilómetros, se encuentran atractivas zonas que ofrecen una gran riqueza cultural, histórica y lúdica.

Catalunya Bus Turístic
Visita los rincones más emblemáticos de Catalunya con este servicio de autobús que incluye muchas ventajas.

Excursiones de medio día
Muy cerca de Barcelona encontrarás lugares espectaculares, como la montaña de Montserrat, las bodegas del Penedès o el parque de Catalunya en Miniatura.

Excursiones de un día o más
Si dispones de un poco más de tiempo, Catalunya está llena de opciones. Sitges o la Costa Brava son algunas alternativas muy cercanas. Girona, Tarragona y Lleida esconden tesoros que no olvidarás.
Al oeste se encuentra Lleida (Lérida) y su demarcación, zona frutera de Catalunya y famosa por su aceite de oliva y su ruta de iglesias románicas. Hacia el norte está Girona (Gerona), con su importante barrio judío, el Call, rehabilitado hace pocos años, y Figueres, donde se halla el Museu Dalí, el segundo más visitado del Estado.
A 60 kilómetros de Barcelona se encuentra Montserrat, conjunto de singulares montañas rocosas, emplazamiento del monasterio donde se rinde culto a la Mare de Déu de Montserrat, popularmente “la Moreneta”, virgen patrona de Catalunya. No muy lejos de allá está la comarca del Penedès, zona vinícola de gran tradición donde se produce el “cava” que bebe medio mundo.
Hacia el sur está Tarragona, capital meridional de Catalunya, que constituyó el principal baluarte del imperio romano en la Península Ibérica. Entre otros alicientes, ofrece un paseo arqueológico de inexcusable visita. También deberás conocer la llamada ruta de los monasterios, en la que Poblet, Santes Creus y Vallbona de les Monges constituyen claros exponentes de la arquitectura de la transición del románico al gótico.
Al norte del litoral catalán está la Costa Brava, con su interminable sucesión de playas, calas y acantilados, en que los pinos, que nacen a ras del mar, presentan un aspecto excepcional. Cerca de allí, podrá visitar Empúries (Ampurias), con sus impresionantes ruinas testimonio del paso de griegos y romanos antes de Cristo. En la zona sur, a 35 kilómetros de Barcelona, está Sitges, una población blanca de acusada personalidad famosa por su animada celebración del carnaval y su ambiente bohemio. Constituye un magnífico preludio de las playas de arena fina que caracterizan la Costa Daurada.
La cordillera de los Pirineos merece un capítulo aparte. Se trata de la frontera natural con Francia y Andorra, repleta de estaciones de esquí. En los Pirineos se encuentra el valle de Núria, que tiene como único medio de acceso un tren cremallera y cuenta con todo tipo de servicios e infraestructuras para la práctica de los deportes relacionados con la nieve. Sus escenarios naturales son ideales también para los que deseen practicar el montañismo o los deportes de aventura.
Para más información sobre Catalunya: www.gencat.net/probert

Para más información sobre la demarcación de Barcelona: www.totbarcelona.org

Powered by . | Cheap Blackberry Phones for Sale. | Free AT&T Cell Phones, RPG Reviews and Fat Burning Furnace